La verbena de la Paloma (Teatro de la Zarzuela 2024) c. Javier del Real


La verbena de la Paloma
Sainete lírico en un acto
con el prólogo cómico-lírico Adiós, Apolo
Libreto: Ricardo de la Vega
Música: Tomás Bretón


Teatro de la Zarzuela
(Madrid, 8 May 2024)
una carta de
Miccone


Estimado Señor Editor,

Quizás te sorprendió que ayer no te escribiera un telegrama contándote mis impresiones de la nueva producción de La verbena de la Paloma firmada por Nuria Castejón. La verdad es que preferí dejar pasar unas horas porque últimamente tengo la sensación, bastante extraña, de que soy un viejo cascarrabias. Siempre es igual: el entusiasmo casi general, delirante, del público de los estrenos contrasta con mis reservas.

Tú, que conoces como nadie la dimensión tan especial de este sainete lírico, estarás de acuerdo conmigo en que lo peor que se puede hacer con él es ‘inflarlo’. Y no lo digo por el prólogo previo escrito por Álvaro Tato (Adiós, Apolo) que apenas puede tenerse por un ejercicio de nostalgia con un par de chistes tontos y varios números musicales introducidos con calzador (pero que, precisamente por eso, tienen hasta cierta gracia). Lo digo porque, a fuerza de no cultivar el teatro por horas durante tantos años, en el estilo interpretativo de los artistas que contrata la Zarzuela se ha ido posando un manto de hojarasca que viene, principalmente, de la [mala] ópera y de los zarzuelones más inflamados y vociferantes con que nos suelen dar gato por liebre.

La verbena de la Paloma (Teatro de la Zarzuela 2024) c. Javier del RealImagínate a un Julián (Borja Quiza) y a una Susana (Carmen Romeu) con las voces completamente desabridas, descolocadas, sin bajar del forte y con unos diálogos, en el caso de ella, con los peores tics interpretativos de un supuesto madrileñismo sainetesco que en realidad nunca existió. Para eso existen las grabaciones históricas, previas a la guerra civil, donde podemos escuchar como se ‘decían’ estos textos. Figúrate una Señá Rita como Milagros Martín haciendo de Milagros Martín en 2024 (y con eso ya está todo dicho). Adivina ahora (¡¡cómo no!!) a una cantaora flamenca amplificada en la escena de la Soledad, con el Café de Melilla a vista del público, privando al momento de esa particular poesía naturalista y convirtiendo la Zarzuela, de repente, en un show de danza española. ¿Veremos alguna vez ese segundo cuadro de La verbena tal y como está dispuesto en su texto…?

Y es que la coreografía lo es casi todo en este montaje; se nota demasiado que Nuria Castejón en realidad es coreógrafa: casi todos los números, desde el preludio, se conciben escénicamente desde la danza. Y aunque algunos, desde luego, son de verdadero impacto, si yo tuviera que quedarme con un momento de la producción destacaría ¡el Nocturno! Qué momento tan logrado en todos los sentidos, desde la iluminación de Albert Faura a por supuesto la interpretación emocionante de Mitxel Santamarina en el papel del Sereno. Para él fue mi ‘¡Bravo!’ de la noche. También es verdad que ese clima no se hubiera logrado sin la dirección musical muy cuidada, muy refinada, de José Miguel Pérez Sierra. Siendo su primera producción como director musical titular de la casa, sin duda podemos esperar noches de gloria bajo su batuta.

A lo mejor te has dado cuenta de que no te he hablado de don Hilarión, que fue interpretado por Antonio Comas. La verdad es que fue un verdadero lujo, ajeno a todo cliché. Comas es un actorazo-cantante como la copa de un pino y lo ha demostrado ya tantas veces en espectáculos como Amadeu (de Albert Boadella) o Los Bufos Madrileños en la Compañía Nacional de Teatro Clásico, hace tan sólo unos meses. Qué frescura, de repente, cuando ves a artistas tan… artistas interpretar zarzuela; y no a cantantes de ópera salir del paso o “salvar los muebles”. Lo mismo podríamos decir de Rafa Castejón como Tabernero y de Ana Goya como doña Severiana; ¡un lujo! Gurutze Beitia como Tía Antonia se limitó a gritar y a decir su texto atropelladamente, pero en conjunto su interpretación no me pareció memorable. Cada vez que pienso en ese personaje no puedo dejar de pensar en Milagros Leal, en la película de 1963, que dota al rol de toda su dimensión vil y sórdida, temible y temeraria. 

La verbena de la Paloma (Teatro de la Zarzuela 2024) c. Javier del Real

Según te escribo este correo no puedo dejar de reconocer que la escenografía de Nicolás Boni es muy bella. La obra se ha ambientado, eso sí, en 1929, así que el vestuario de Gabriela Salaverri es la enésima reedición de los figurines Roaring Twenties que estamos aburridísimos de ver en un montón de producciones. Puestos a enfrentar esta producción como una tarjeta postal o como un cartel de fiestas de San Isidro, ya podrían habernos hecho viajar al Madrid de 1894. ¡Eso sí que sería casi rompedor a estas alturas!

Mis amigos salieron entusiasmados; otros preferían no dar su opinión. Como ves a lo mejor el problema es mío, aunque creo que con propuestas tan convencionales y folcloristas como esta no se camina en la senda del siglo XXI, sino que volvemos nuestros pasos hacia una época en que se perdió, definitivamente, toda tradición interpretativa, por mucho que tantos piensen justo lo contrario. El relevo generacional en el público ha dado paso también a un relevo en artistas y directores de escena que, francamente, creo que piensan que La verbena de la Paloma o Entre Sevilla y Triana son la misma cosa.

Como decimos aquí en Venecia, ‘Las mejores esencias van en frascos pequeños… y de buen cristal’. ¡Regreso al palacio ducal!

© Miccone and zarzuela.net, 2024


Reparto: Don Hilarión (Antonio Comas), Don Sebastián (Gerardo López), Julián (Borja Quiza), Señá Rita (Milagros Martín), Susana (Carmen Romeu), Casta (Ana San Martín), Tía Antonia (Gurutze Beitia), Cantaora (Sara Salado), Tabernero (Rafa Castejón), Inspector (José Luis Martínez), Portero (Alberto Frías), Portera (Nuria Pérez), Guardia 1 (Adrián Quiñones), Guardia 2 (Ricardo Reguera), Sereno (Mitxel Santamarina), Doña Severiana (Ana Goya), Doña Mariquita (Esther Ruiz), Mozo 1 (Andro Crespo), Mozo 2 (Albert Díaz), Teresa/Vecina 1 (Cristina Arias), Candelaria/Vecina 2 (M.ª Ángeles Fernández); Orquesta de la Comunidad de Madrid; Coro del Teatro de la Zarzuela (Antonio Fauró, dir.); d. José Miguel Pérez Sierra, dir. Nuria Castejón

Producción del Teatro de la Zarzuela, 2024

La verbena de la Paloma (Teatro de la Zarzuela 2023) programme cover

in English
Tomás Bretón (English)
La verbena de la Paloma (English)
portada de zarzuela.net

13/V/2024