La reina mora / Alma de Dios

Serrano - Hnos. Álvarez Quintero / Arniches y García Álvarez

Madrid, Teatro de la Zarzuela

(18 de Enero de 2013)

una crítica de
Miccone

Cartel de la pelicula muda "La reina mora" dirigida en 1922 por Jose Buchs presente en la exposicion "Cine y Zarzuela" desarrollada en el ambigu del teatro durante las funciones del programa doble (Foto: Filmoteca Espaņola - Madrid)


Después de las sabrosísimas operetas orientales, El niño judío y El asombro de Damasco, y la trágica Leyenda del beso, Jesús Castejón ha cogido el toro del género chico por los cuernos… ¡y con qué éxito! El director de escena y actor mima el género que ha mamado desde niño con la misma solicitud del que se sabe poseedor de una pequeña gran joya que, en el cuerpo equivocado, desluce y provoca el ridículo. El reto no era nada fácil, ya que hacía muchos años que no subían a las tablas de la calle Jovellanos dos zarzuelas tan distintas entre sí, con el único nexo del mismo compositor, contando con libretos de autores tan contrastantes como los Quintero y Arniches en colaboración, en este último caso, con García Álvarez.

El baile de la farruca durante el cuadro cuarto de "Alma de Dios" (Serrano) - Teatro de la Zarzuela, 2013 (Foto: Fernando Marcos)

Sin embargo, Castejón sabe distinguir churras de merinas, entendiendo que el sainete escrito por los hermanos más populares del andalucismo escénico poco tiene que ver con la dignísima humanidad de carne y hueso que reviste la comedia lírica de Arniches y García Álvarez. La reina mora -como casi todo el teatro quinteriano- es uno de esos textos imposibles de "actualizar". Su magia estriba en sus silencios. Saber dar a cada palabra la nota exacta para no excederse es trabajo de una orfebrería escénica que sólo unos pocos, como Jesús Castejón, conocen a las mil maravillas. Artistas como Miguel Caiceo o Charo Reina (por citar a los característicos) son dos actores que, a pesar de poder salvar por sí mismos sus papeles, no descollan por encima de ningún otro intérprete merced a una dirección escénica que sabe contener posibles tics o manías de cómicos. En esta Reina mora sólo hay lugar para el histrionismo en el caso del ridículo donjuán que Juanma Cifuentes ha hecho tipo propio en la línea de actores bufos históricos como Rossell o Carreras. O te encanta, o no le soportas… A su lado debemos aplaudir el exquisito comedimiento de los cómicos, la simpatiquísima malagueña Aurora Frías -todo un lujo- y el absolutamente genial Cotufa de Paco Ochoa. Sólo con un equipo de primera como este se puede defender hoy el teatro de los hermanos Quintero.

Cesar San Martin y Cristina Faus en "La reina mora" (Serrano) - Teatro de la Zarzuela, 2013 (Foto: Fernando Marcos)Si tuviéramos que poner un "pero" a esta producción de La reina mora quizás pudiera ser la poca vistosidad derivada del nulo cambio de decorados, que hace del esperado cuadro de la cárcel algo confuso y poco comprensible. Al desaparecer el personaje del Empleado de prisiones tampoco entendemos el motivo último del encierro de Coral. No obstante, no podemos negar la belleza plástica de la coreografía y la iluminación de un cuadro que, como decimos, merecía mayor entidad. Cristina Faus y César San Martín cantaron el dúo de amor con prestancia, aunque no entusiasmasen como la otra protagonista en lo canoro de la noche, Ruth González. Su creación de El niño de los pájaros fue, con la mano en el corazón, emocionante.

¿Y qué hay de Alma de Dios? Desde luego que en la comedia más popular de su tiempo –más de 700 representaciones seguidas– el equipo artístico de Castejón ha echado los restos. Los cuatro decorados de Ricardo Sánchez-Cuerda son una auténtica delicia en realismo y vistosidad. Este Alma de Dios se ha trasladado a los barrios bajos madrileños de los años 60 u 80 del siglo XX, con un aroma almodovariano que ciertamente encaja bien con el texto. En consecuencia, el vestuario de Jesús Ruiz oscila dubitativo entre el estilismo más ye-yé y la concesión kitsch al guatiné. Moderno y apolillado, tal como era el Madrid de hace cincuenta años.

Seguidillas del fuelle "ye-ye" con Jesus Castejon en el tercer cuadro de "Alma de Dios" (Serrano) - Teatro de la Zarzuela, 2013 (Foto: Fernando Marcos)

Como era de esperar el alto nivel artístico de La reina mora se mantuvo en Alma de Dios. Los retruécanos de García Álvarez y los sentimentalismos con moraleja de Arniches no rechinaron en nuestros oídos gracias al naturalísimo trabajo de artistas de la talla de Cristina Marcos (brava Ezequiela) y el propio Castejón como Señor Matías. La nómina de actores participantes es extensísima pero no dejaremos de citar a Joaquín Climent como Señor Adrián, el Saturiano de Alfredo Alba, el sacerdote de Jesús Alcaide y la Irene de la joven Ainhoa Aldanondo. Como anécdota, mencionaremos la presencia en el reparto de Manuela Velasco como Eloísa, diva española del género zombie que se pasa (¿transitoriamente?) a la zarzuela. Por último, debemos destacar el Húngaro cantado con tanto gusto y emoción por Alejandro Roy. Ovación cerrada que extrañamente no fue obsequiada con el bis.

Cristina Marcos y otros miembrois del reparto de "Alma de Dios" (Serrano) - Teatro de la Zarzuela, 2013 (Foto: Fernando Marcos)

La dirección musical de este programa doble de Serrano ha estado en manos de José María Moreno. Con discreción –pero nunca con decaimiento– ha sonado una Orquesta de la Comunidad de Madrid de la que sólo podemos esperar más "actitud". Son muchas las localidades desde las que se puede observar el tejemaneje de teléfonos móviles, bostezos y lecturas de salón durante los diálogos. Seamos serios, profesores de orquesta.

Desde el ya lejano programa doble La mala sombra / El mal de amores y la revue asainetada El trust de los tenorios del año pasado, José Serrano ha vuelto a demostrar en la Zarzuela que es uno de los grandes. Sus partituras –ya sean colosales, como La reina mora, o espirituales en su liviandad como Alma de Dios– siempre funcionan… y emocionan. ¡Más Serrano en nuestras vidas!

© Miccone, zarzuela.net 2013


Cartel de La reina mora / Alma de Dios (Teatro de la Zarzuela, 2013)

La reina mora (Sainete en tres cuadros de Serafín y Joaquín Álvarez Quintero, música de José Serrano) / Alma de Dios (Comedia lírica de costumbres populares en un acto y tres cuadros de Carlos Arniches y Enrique García Álvarez, música de José Serrano)

Ediciones críticas a cargo de José Miguel Pérez Sierra –La reina mora– (Ediciones Musicales Autor - Instituto Complutense de Ciencias Musicales, 2012) y Cristóbal Soler –Alma de Dios– (Arteria Promociones Culturales SRL - ICCMU, 2010)

Reparto La reina mora: Cristina Faus (Coral), Miguel Caiceo (Miguel Ángel), Aurora Frías (Mercedes), Charo Reina (Doña Juana la Loca), Sonia Castilla (Laura), Amara Carmona (Isabelita), Esther Ruiz (Costurera), Juanma Cifuentes (Don Nuez), Paco Ochoa (Cotufa), Ruth González (El niño de los pájaros), César San Martín (Esteban), Daniel Huerta (Preso 1º), Román Fernández-Cañadas (Preso 2º), Francisco José Pardo (Preso 3º), David Tavares y José Antonio Camacho «Piripi» (Guitarristas).

Alma de Dios: Jesús Castejón (Señor Matías), Cristina Serrato (Balbina), Alfredo Alba (Saturiano), Cristina Marcos (Ezequiela), Manuela Velasco (Eloísa), Albert López-Murtra (Agustín), Juan Viadas (Señor Orencio), Jesús Alcaide (Un sacerdote), Encarna Piedrabuena (Doña Tadea), Esther Ruiz (Doña Gaspara), Joaquín Climent (Señor Adrián), Tomás Pozzi (Pelegrín), Ainhoa Aldanondo (Irene), Amelia Font (Señá Marcelina), Cristina Faus (María Carmen), Juanma Cifuentes (Tío Zuro), Amara Carmona (Señá Rosa la Quemá), Aurora Frías (Sunsión), Miguel Caiceo (Pepe el Liso), Alejandro Roy (Un húngaro), Paco Ochoa (Niño Jesús).

Jesús Castejón (dir. esc.), Ricardo Sánchez-Cuerda (escenografía), Jesús Ruiz (figurines), Juan Gómez-Cornejo (iluminación), Nuria Castejón (coreografía), Coro del Teatro de la Zarzuela (dir. Antonio Fauró), Orquesta de la Comunidad de Madrid, José María Moreno (dir. mus.)


in English
 José Serrano (página biográfica inglesa)
 Alma de Dios (sinopsis argumental inglesa)
 portada de zarzuela.net

25/I/13