Zarzuela en Navidad en Madrid

Concierto de Navidad
Teatro de la Zarzuela,
23 de Diciembre de 2013


Zarzuelas en la Villa
Teatro Fernán Gómez,
3 de Enero de 2014


Un brindis por la Zarzuela
Caja de Música de CentroCentro,
29 de Diciembre de 2013

Un brindis por la Zarzuela (Opera Comica de Madrid, 2013)


  Concierto de Navidad (Teatro de la Zarzuela)
  Zarzuelas en la Villa (Teatro Fernán Gómez)
  Un brindis por la Zarzuela (Caja de Música de CentroCentro)


A pesar de la tan traída y llevada crisis, la zarzuela no ha descansado este año en Madrid por Navidad. Enrique Mejías García e Ignacio Jassa Haro han disfrutado como niños acudiendo, por tercer año consecutivo, al ya popular concierto de navidad en el Teatro de la Zarzuela, a una original antología regada por champán a cargo de Ópera Cómica de Madrid y a un vívido recital dramatizado en el Fernán Gómez-Centro Cultural de la Villa.


Concierto de Navidad
(Madrid, Teatro de la Zarzuela. 23 de Diciembre de 2013)

La consolidación del concierto de navidad del Teatro de la Zarzuela –este es el tercer año consecutivo en el que se celebra– supone per se un motivo de regocijo para nosotros. Sin poder –ni querer– evitar el espejo de Viena nuestro repertorio cómico-lírico tiene riqueza, calidad y variedad suficiente como para programar conciertos navideños durante mucho tiempo sin necesidad de repetirse. Por ello hemos de empezar a exigir que estos programas se preparen con una cierta coherencia estética. Echamos en falta en el de este año, si no un hilo conductor, al menos una delimitación clara del repertorio programable en un evento tan especial. Porque vemos cómo los chispeantes momentos del género chico se codean con los mucho más desarrollados de la zarzuela grande (decimonónica y sobre todo del siglo XX) formando una amalgama que no acaba de empastar y que genera una sucesión de clímax y anticlímax muy desconcertante. Siendo sinceros creemos que si se mira a Viena el género chico es el pozo sin fondo del que poder extraer el repertorio de un concierto de estas características. La temporada tiene otros momentos (en este teatro y en otras salas) en los que poder programar zarzuela grande en concierto mientras que al género chico apenas le queda este espacio en el que además brilla con luz propia. No se lo escamoteemos.

Cristobal SolerLa ORCAM sonó en este concierto navideño empastada y bien ensayada pero se echó en falta una mayor contención en su volumen sonoro. Y es que el muy inspirado Cristóbal Soler, completamente implicado en el concierto y sacando de los músicos (lo mismo los instrumentistas que los coristas) lo mejor de sí, pecó de exceso de entusiasmo con unos tempi a veces demasiado acelerados y un sonido que apabulló casi en cada momento de la velada a su festivo auditorio. El recurso a intercalar en el programa momentos puramente instrumentales con otros también vocales no exigió traer voces invitadas para ello ya que de las propias filas del excelente Coro Titular del Teatro (como siempre bajo las órdenes del muy competente Antonio Fauró) surgieron los solistas. Todos ellos resultaron más que correctos y alguno incluso brilló con luz propia como la Bujía (Luces y sombras) de Rosa María Gutiérrez o la Pilar (Gigantes y cabezudos) de Julia Arellano. El público respondió al entusiasmo con entusiasmo, que llegó a su culmen con los tres bises interpretados fuera de programa: la ya clásica Marcha de Cádiz, una versión orquestal del villancico Dime niño de quién eres y la zamacueca de Los sobrinos del capitán Grant. Nos unimos a los buenos deseos de Cristóbal Soler y sus músicos para 2014: que gocemos de más prosperidad y zarzuela en nuestras vidas.

[IJH]


Zarzuelas en la Villa
(Madrid, Fernán Gómez-Centro Cultural de la Villa. 3 de Enero de 2014)

Colgar un mes seguido el cartel de no hay billetes resulta, a pesar de que lo sea en la sala II del re-re-nombrado teatro de la plaza de Colón y coincidiendo con las fechas navideñas, algo muy meritorio. La culpa de ese éxito la tiene haber planteado un espectáculo de una intensidad casi extenuante. El origen de esa extenuación es la enorme carga emotiva puesta en juego en la sucesión de romanzas interpretadas. El texto que las hila firmado por el también director de escena Ángel Roger (que no es más que una mera armadura urdida a partir de discusiones de camerino trufadas de unas cuantas anécdotas sobre el paragone entre las voces líricas) tiene la virtud de hacer ligar mejor la sucesión de temas a como lo haría el silencio en un concierto al uso. El espectáculo, a pesar de apabullar por la exuberancia de los temas concatenados, cuenta con algún momento de cesura que permite al espectador respirar (como el delicioso dúo cómico de Los dos ciegos de Barbieri donde el público, además, ríe a carcajadas).

Miguel Borrallo y Sandra Ferrandiz en un momento de Zarzuelas en la Villa (Foto: Sergio Parra)A la cercanía que el respetable siente hacia los artistas (siendo la sala pequeña y estando dispuesto el escenario de manera que las localidades lo envuelven por tres de sus cuatro lados) contribuyen también la iluminación y el tratamiento espacial. Pero es sobre todo la propia dramaturgia la que, más allá de la literalidad del propio texto (que abusa un poco de los tópicos sobre las filias y fobias de tenores, tiples y barítonos), contribuye a que el espectáculo nos enganche al ser capaz de embaucarnos en la ficción de sentir que nos colamos en la intimidad de las bambalinas. Los cantantes y la pianista no quedan tampoco, como cabría esperar, exonerados de culpa en esta causa. A sus contadas pero ajustadas intervenciones habladas Rosalía López suma una enérgica y expresiva interpretación pianística en su lectura de todas las piezas integradas en el largo programa. Del equilibrado terceto vocal (soprano-barítono-tenor) formado el día de nuestra asistencia por Sandra Ferrándiz, Antonio Torres y Miguel Borrallo ningunó bajó su implicación siquiera un instante en sus numerosas intervenciones musicales, tanto en lo que respecta a sus emocionantes prestaciones vocales como en lo que se refiere a su trabajada proyección corporal.

[IJH]


Un brindis por la Zarzuela
(Madrid, Caja de Música de CentroCentro. 29 de Diciembre de 2013)

¿Una antología zarzuelera de Ópera Cómica de Madrid con aroma de opereta vienesa? El planteamiento no nos cuadraba… y es que Francisco Matilla nunca puede conformarse con "más de lo mismo" o con un concepto del espectáculo que caiga en lo rutinario o convencional. Efectivamente, el tocayo de Arderíus ha pergeñado un libreto-pastiche fabulosamente bufo, como aquellos apropósitos que escribiesen para los beneficios de Rossell o la Rivas, en el que una dislocante trama propicia la aparición de números musicales de éxito [sic]. El manido Murciélago vienés pasa a ser un Vampiro castizo (rol in travesti al cuadrado) que urde un enredo para escarmentar a su infiel marido durante una siniestra fiesta privada donde corre más el jerez que el champán. Los brindis de Robinson Crusoe, El juramento o Periquito se dieron de la mano con números líricos o bailables de El amor y el almuerzo, El cabo primero o El niño. Una auténtica gozada.

Francisco MatillaEn el capítulo artístico, el Taller de Ópera Cómica de Madrid coordinado por Matilla y Fernando Poblete demostró, una vez más, que no tiene rival como genuino continuador de una tradición teatral donde se puede ser "bufo" sin ser "bufón". Así, la soprano Carolina Moncada volvió a deslumbrarnos con su original manera de cantar y –¡cómo no!– de actuar. Los dos números de La viejecita que cantó nos emocionaron francamente y esperamos verla pronto desempeñando el papel completo de Carlos. Ruth González y Paloma Friedhoff rayaron al mismo nivel, cantando con suma delicadeza sus números solistas (El cabo primero y Chateau Margaux respectivamente). En cuanto a Gerardo Bullón, con decir que es, por derecho propio, el Arderíus del siglo XXI está todo dicho. A su lado, Emilio Sánchez nos deleitó con la americana de Una vieja o los cuplés de La calandria, mientras que Fabio Barrutia se mantuvo en un plano más discreto (sobre todo en lo actoral) como criado del malévolo conde transilvano. Todos ellos tuvieron un perfecto aliado en el inspirado piano de Omar Sánchez.

Nos congratulamos, por último, de que el Ayuntamiento de Madrid perpetúe su relación con Ópera Cómica de Madrid en un espacio recién inaugurado como esta Caja de Música de CentroCentro en la nueva sede de la casa consistorial en Cibeles. Esperamos no tardar en volver a pisar este auditorio para escuchar zarzuela en condiciones óptimas.

[EMG]


Concierto de Navidad. Teatro de la Zarzuela
Programa: I. Gerónimo Giménez - Polca de Las mujeres (1896); Manuel Nieto - Chotis de Cuadros disolventes: «Con una falda del percal planchá» (1896); Francisco Asenjo Barbieri - Seguidillas de El barberillo de Lavapiés: «En el templo de Marte» (1874); Tomás López Torregrosa y Joaquín Valverde Sanjuán - Pasacalle de El pobre Valbuena: «Si hay quien se figura» (1904); Eduardo López Juarranz - La Giralda (1877); Pablo Sorozábal - Habanera de Entre Sevilla y Triana: «De la Habana hemos venido» (1950); Federico Chueca y Joaquín Valverde Durán - Vals de la Bujía de Luces y sombras: «De las luces soy la que tiene más chic» (1882); José Padilla - Introducción y coro de La bien amada: «Dale que dale al martillo... Te quiero» (1924). II: Joaquín Valverde Sanjuán y Tomás López Torregrosa - Chotis de Los cocineros: «Marque usté, señá Sotera... ¿Le gusta a usté bailar, cachito de turrón?» (1897); Jacinto Guerrero - Canción de las lagarteranas de El huésped del Sevillano: «¡Corred más!» (1926); Joaquín Gaztambide - Cavatina de la Baronesa de El juramento: «El arroyo, la enramada» (1858); Amadeo Vives Fandango de Doña Francisquita (1923); Manuel Fernández Caballero - Jota de Gigantes y cabezudos: «Luchando tercos y rudos» (1898); Reveriano Soutullo y Juan Vert - Coro de la consulta de La del Soto del Parral: «¿A la consulta se puede entrar?» (1927); Federico Chueca y Joaquín Valverde Durán - Pasacalle de El año pasado por agua: «Aquí viene la flor de Maravillas» (1889)
Dirección musical - Cristóbal Soler; Orquesta de la Comunidad de Madrid; Coro del Teatro de la Zarzuela (director: Antonio Fauró


Zarzuelas en la Villa. Fernán Gómez-Centro Cultural de la Villa
Gala lírica de romanzas y dúos
Programa: La Gran Vía (Chueca y Valverde) - preludio; La Gran Vía – caballero de gracia; La Gran Vía – tango de la Menegilda; Luisa Fernanda (Moreno Torroba) – caballero de alto plumero; Luisa Fernanda – de este apacible rincón; El barberillo de Lavapiés (Barbieri) – canción de paloma; El barberillo de Lavapiés – no seas tirana; La del soto del parral (Soutullo y Vert) – ya mis horas felices; El último romántico (Soutullo y Vert) – bella enamorada; La leyenda del beso (Soutullo y Vert) – amor mi raza sabe conquistar; Doña Francisquita (Vives) – cállese usted; Los dos ciegos (Barbieri) – tanguillos; La del manojo de rosas (Sorozábal) – que está esto muy bajo; Don Gil de Alcalá (Penella) – todas las mañanitas; Cecilia Valdés (Roig) – entrada de Cecilia; La tabernera del puerto (Sorozábal) – no puede ser…; El gato montés (Penella) – vaya una tarde bonita; Bohemios (Vives)– canto a la libertad
Tenores - Julio Morales y Miguel Borrallo; Sopranos - Mercedes Arcuri y Sandra Fernández; Barítonos - Antonio Torres y Gerardo Bullón; Pianistas - Celsa Tamayo y Rosalía López; Dirección musical - Celsa Tamayo; Vestuario - Alejandro Andújar; Escenografía - Adam Bresnick; Iluminación - Luis Mayo; Dirección de escena y dramaturgia - Ángel Roger .


Un brindis por la zarzuela. Caja de Música de CentroCentro
Reparto: Ruperto - Fabio Barrutia; Roberto - Gerardo Bullón; Alberto - Emilio Sánchez; Luisa - Paloma Friedhoff; Adela - Carolina Moncada; Laura - Ruth González; Maestro concertador - Omar Sánchez; Dramaturgia y dirección de escena - Francisco Matilla; Coordinador artístico - Fernando Poblete
Producción de Ópera Cómica de Madrid - Concerto XXI NVivo


portada de zarzuela.net

13/I/2014